Bienvenidos al mundo del lujo orgánico sostenible

0

Tu carrito está vacío


Ortofficina


Agricultura biodinámica y agricultura biológica

La agricultura biológica evita el uso de sustancias químicas, protege y actúa en beneficio del medioambiente común, utiliza los recursos naturales y medioambientales respetando a las generaciones futuras y rechaza las tecnologías imprevisibles como los Organismos Geneticamente Modificados. La agricultura biodinámica se basa en las sólidas directrices del método biológico y además persigue las enseñanzas de Steiner, que se explican en los siguientes apartados. 

El punto de partida de la biodinámica es que el cultivo sea considerado como un organismo vivo, donde la producción vegetal se integra con la ganadería que proporciona el abono adecuado para los cultivos.

El agricultor tiene un rol de gran responsabilidad, en su carácter de principio espiritual que ordena y garantiza toda la actividad del sistema. 

Su acción debe basarse en el conocimiento de todos los presupuestos del organismo de cultivo, en la observación cotidiana de la interacción entre todos los seres vivos presentes y en la consideración del estrecho diálogo que existe entre la Tierra y el cosmos. 

El Compost
El compost se obtiene de los desechos orgánicos del campo, creando un fertilizante natural que se activa a través de la práctica de la inoculación. Siguiendo esta práctica introducimos los preparados biodinámicos específicos activando el proceso de fermentación.

La dinamización de los preparados biodinámicos que se aplican se produce mezclando el agua con un gesto rotatorio que gira alternadamente en sentido del reloj y viceversa. El agua se carga así de energía, movimiento y oxígeno para dinamizar los preparados, que rociamos sobre los campos.

La profunda relación con la naturaleza y el completo respeto de sus ritmos nos llevan a seguir los ciclos cósmicos y lunares en las diferentes fases del cultivo según un preciso calendario astronómico. En la fase de luna creciente (de luna nueva a luna llena) la savia está en continuo movimiento y aumenta la luminiscencia de la luna. Las raíces están predispuestas a absorber las sustancias nutrientes y las plantas se desarrollan con fuerza. Es el momento perfecto para la siembra de plantas frutales, de grano o flor o para el corte de ramas de injerto. La planta está vigorosa y fuerte. Cabe decir que también la fruta, si se cosecha en este preciso periodo, se mantiene fresca y jugosa durante más tiempo.

Con la luna menguante (de luna llena a luna nueva) los ritmos disminuyen y el suelo descansa: es el tiempo de la plantación, momento en que las plantas arraigan bien y se unen rápidamente al suelo. Gracias a la luna menguante se produce la mejor acumulación de sustancias nutritivas, lo que se traduce en una mayor calidad de la planta. Incluso el ascenso de la savia en las plantas es menor: si se quieren cortar arbustos y árboles, o abonar prados, pastos o huertos, es el periodo ideal.

Hidrolatos
Aguas derivadas de la destilación de los aceites esenciales, particularmente ricas en propiedades funcionales: las agregamos como ingredientes en algunos de nuestros tratamientos.

Plantas micronizadas y molidas puras en frío (y sin solventes), para mantener intactas las propiedades: las usamos como principios funcionales en nuestros tratamientos específicos.


Del cultivo directo en nuestro terreno de 50.000 m2 y, en función de las características del suelo, obtenemos plantas que transformamos en km cero en los fitoactivos Oway. Colaboramos, además, con otros cultivadores biodinámicos y biológicos italianos para garantizar ingredientes vegetales puros en todos los tratamientos Oway (por ejemplo, los cítricos del sur de Italia).


"Ortofficina no es solo una finca agrícola, sino una experiencia de armonía con la naturaleza, de salud y bienestar para el hombre, de respeto por el planeta."